Lágrimas de nube

 

 

 

Me arde el sol de los días pasados

pero tus pasos me alzan hacia el cielo;

quisiera morir sobre esa nube

y preguntar al creador sobre

mi último aguinaldo.

 

Un viento borracho me acompaña a la esquina

cantando ilusiones acerca de las casas puntiagudas.

Una cama de nubes me cubre la mirada

aunque una dama me ataca con volcanes.

 

Un vapor de mirada se sienta sobre mi entendimiento:

dos colores amaestrados circulan el cielo

y todos los barcos que me perseguían

rodaron vueltos libreta sobre el primer suelo.

 

Mañana mi alma se vestirá de bikini

ya que con rosas maestras hará surcos en el cielo:

como de costumbre, aquí estoy para contarlo

antes de que el rocío asista al encierro de lobos.