El vuelo del ser

 

I

 

Digo: (o diez posibles fantasmas)

1. Los fantasmas no se presentan, llegan y hacen que el clima pida amnistía al azar;

2. Vienen los dragones y  las doncellas a comprar vida y tomar el sol en las riveras de la nada;

3. La noche y el día se casaron con un banquero y tuvieron muchos murciélagos sin su cueva;

4. Los demonios se cansan de los libros religiosos y salen a comprar miel al destino;

5. Los insectos malignos confieren masaje a los desvalidos meses amables;

6. Ya no puedo mas, me rindo ante las palabras que robaron su sepultura;

7. Arrollaron con el sudor las alborotadas glándulas;

8. El futuro anda cazando doncellas con tortas de jamón;

9. Nueve es un número muy dado a casi terminar en diez;

10. Otra vez una decena sin globos amarillos.

 

II

 

Antes de mirar al cielo desollo

los deseos mas enlutados

que por tanto comer libros

ya no radican en mi pie derecho

ni se van, me acalambran

las manos, se acuestan

con mi esposa, me rifan mi dieta

al puente más cercano.

Y no descanso, ni tomo

elixires de la vida solo

la mirada de las gallinas se

me hace suculenta.

Es sin embargo parte del recuerdo

que los platillos mas baratos

derraman ansias antes sepultadas

en los intersticios del placer.

Todo amanecer se jacta de su bravura

pero mas tarde la tierra ya no quiere

bañarse en mi escritorio

¿Será por el desvelo de los lirios?